¿Qué es el Delirium?

El delirium o también llamado síndrome confusional, es un síndrome caracterizado por alteraciones en la atención y conciencia, que tiene un inicio agudo, un curso fluctuante y se asocia con alteración adicional en la cognición. Es consecuencia directa de una gran variedad de diferentes tes enfermedades, sustancias y/o medicamentos. Es potencialmente prevenible, frecuentemente sub-diagnosticado, es más frecuente en adultos mayores y se asocia a desenlaces adversos. Los factores predisponentes incluyen la edad, deterioro cognitiva y funcional previo, déficit sensoriales, enfermedad severa e infección, entre otros.

SÍNTOMAS

Su inicio es agudo, su curso es fluctuante y tiene síntomas variables: alteraicones atencionales, cognitivas, como alteración de la memoria, orientación, lenguaje, percepceptuales como alucinaciones o ilusiones, alteración del ciclo del sueño y vigilia (inversión del ciclo), habilidad emocional, modificaciones conductuales como ansiedad, irritabilidad, depresión o apatía; y alteración de la actividad psicomotriz. Se clasifica en 3 tipos:

  • Hipoactivo. Disminución de alerta y actividad psicomotora: somnolencia, letárgica.
  • Hiperactivo. Aumento de la actividad psicomotora: inquietud, agitación, irritabilidad, alucinaciones.
  • Mixto. Fluctuaciones de la actividad psicomotora.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

Por medio de la evolución clínica: historia clínica y exploración física. Se debe determinar qué tan agudo es el camino mental (usualmente horas o pocos días). Pueden realizarse diferentes evaluaciones clínicas (por ejemplo la Escala Diagnóstica de delirio, CAM, por las siglas en inglés Confusión Assessment Method). Se debe investigar la causa del delirium, ya que puede ser la manifestación única o atípica de muchas enfermedades en adultos mayores. Los estudios de laboratorio y gabinete son útilies para determinar la causa del delirium (por ejemplo: bromearía hemática, química sanguínea, electrolitos serios, examen general de orina, entre otros). Es importante evaluar los medicamentos de base y actuales.

COMPLICACIONES

El delirium se asocia a desenlaces adversos, como mayor mortalidad, aumento de complicaciones (por ejemplo: caída, úlceras por presión, desnutrición, infecciones respiratorias y urinarias, complicaciones post-quirúrgicas), recuperación más lenta, estancia hospitalaria más prolongada, empeoramiento físico y cognitivo (mayor dependencia funcional, riesgo de demencia y riesgo de institucionalización):

TRATAMIENTO Y BENEFICIOS

El tratamiento del delirium incluye el sintomático, el de la causa subyacente y la prevención de complicaciones. Es necesaria una evaluación geriátrica integral, para identificar la causa del delirium. Existen estrategias no farmacológicas (prescripción de antipsicóticos en pacientes muy agitados con el objetivo de tener un paciente manejable y no sedado) para el tratamiento. El diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno de su etiología y complicaciones ayudan a un desenlace más favorable o un mejor pronóstico.