Directorio

Urología Robótica

Buscar Doctor

Buscar por especialidad

Especialidades

Cáncer de ovario: prevenir es vivir

Consultorio:

Una de cada 16 muertes por cáncer en mujeres mexicanas es ocasionada por el cáncer de ovario, siendo el sexto más frecuente entre la población femenina con 205,000 nuevos casos mundiales al año aproximadamente, lo que representa el 5% de los tumores femeninos.

El cáncer de ovario es un tumor maligno que provoca la pérdida de control en el desarrollo, crecimiento y multiplicación de las células ováricas en el aparato reproductor femenino, además tiene gran capacidad de producir metástasis a gran parte del cuerpo comenzando en el peritoneo, que es la membrana que cubre el interior del abdomen.

Actualmente no se conocen las causas específicas para desarrollar este tipo de cáncer, sin embargo los factores de riesgo pueden ser biológicos, como envejecimiento, herencia familiar o menopausia tardía. Otro factor de riesgo es tener un estilo de vida alimenticio alto en carbohidratos, grasas, obesidad, sedentarismo y tabaquismo.

Diagnóstico temprano

Los síntomas pueden presentarse tres meses antes del diagnóstico de cáncer de ovario, es importante destacar que son señales inespecíficas y fácilmente confundibles con otras enfermedades menos peligrosas, por ejemplo:

Hinchazón abdominal

Dolor pélvico persistente

Cambios en el hábito intestinal

Pérdida o aumento de peso

Sangrado vaginal

Si alguno de estos síntomas aparecen y son constantes, visita a los especialistas que Hospital San Diego tiene para ti, ya que no existe una prueba específica que diagnostique esta enfermedad, sin embargo, valorando una serie de análisis clínicos como ultrasonido endovaginal y exámenes sanguíneos pertinentes, se puede descartar oportunamente esta enfermedad.

Ubícanos en Av San Diego 1203 o comunícate al 01 (777) 330-2557. Hospital San Diego, Existimos para ti.

Las vacunas y sus beneficios

Consultorio:

En 1796 se creó la primer vacuna y a partir de ese momento existió una nueva forma de proteger la salud de todos los seres humanos, tanto, que cada año las vacunas salvan millones de vidas y los índices de mortalidad han disminuido en todo el mundo.

En la actualidad existen diferentes mitos y noticias falsas asegurando que las vacunas dañan la salud de las personas. Esta desinformación genera la posibilidad de que enfermedades erradicadas como la viruela, regresen con un brote más agresivo. Al contrario de lo que se cree, la difteria, tos ferina y poliomielitis, casi han desaparecido gracias a que las vacunas se siguen aplicando y esto impide que el virus se esparza.

¿Cómo funcionan las vacunas?

Las vacunas preparan al organismo para poder defenderse por sí solo cuando un virus o bacteria lo invaden, y esto se logra exponiendo al cuerpo a una cantidad muy pequeña de virus que ha sido debilitado, después el sistema inmunológico aprende a reconocer y a atacar al agente extraño, así, cuando el virus quiera atacar el cuerpo lo rechazará inmediatamente o tendrá una infección en menor cantidad a la esperada.

Los recién nacidos, bebés y niños pequeños están expuestos constantemente a virus de sus padres, amigos, y en general, del medio ambiente. La mejor opción para evitar que se enfermen y exponerlos a un riesgo mayor, es vacunarlos en el momento indicado, esto quiere decir que debe existir un equilibrio con la edad del paciente, ya que si se vacuna demasiado pronto, el sistema inmunológico no reaccionaría adecuadamente pero si se pospone es probable que el niño se enferme antes de ser vacunado.

Tampoco existe riesgo si diferentes vacunas se aplican al mismo tiempo, como es el caso de la triple viral, ya que son dosis pequeñas que el cuerpo del niño puede controlar perfectamente. En resumen, las vacunas sí benefician al cuerpo y lo protegen.

No pierdas el control de tu vida

Consultorio:

Ahora que es el Día Mundial del Parkinson, aprovecharemos para explicar de qué se trata esta enfermedad, porque no solo involucra a los pacientes, sino también a sus familiares y cuidadores.

El Parkinson es un trastorno de movimiento que afecta al sistema nervioso de manera crónica y progresiva, se caracteriza por la degeneración de las neuronas en la parte media del cerebro, bajando los niveles de dopamina, un neurotransmisor necesario para realizar movimientos motores en el cuerpo. Esta falta de dopamina genera movimientos involuntarios o rigidez.

Actualmente no se conoce una causa exacta para esta enfermedad, sin embargo, se asocia con la edad. Se dice que entre los 55 y 60 años se puede comenzar a desarrollar síntomas, aunque también hay casos de personas de 50 años que desarrollaron prematuramente este trastorno.

¿Parkinson por genética?

También existe un riesgo genético, es decir, si algún familiar tuvo esta enfermedad es más probable que se desarrolle en parientes cercanos. Además de los tratamientos farmacológicos, cirugías y terapias físicas, los pacientes con Parkinson deben cuidar su alimentación y hacer algún tipo de actividad física para ayudar a que los movimientos involuntarios retrasen su aparición o intensidad.

El cuidado de un paciente con Parkinson no es fácil, a medida que la enfermedad avanza incrementan las dificultades para caminar, alimentarse, comunicarse y para relacionarse con familiares y amigos. Es muy importante que toda la familia esté consciente y asista con un profesional para aclarar sus dudas y tomen terapia para garantizar el mejor cuidado del paciente.

Si necesitas asesoría acerca de esta enfermedad, acércate con los especialistas de Hospital San Diego. Ubícanos en Av San Diego 1203, Colonia Delicias, Cuernavaca, Morelos o envía un mensaje a nuestro facebook @HospitalSanDiegoCuernavaca para recibir más información.

El antes y el ahora de los análisis clínicos.

Consultorio:

A lo largo de la historia la sociedad ha pasado por infinidad de enfermedades y epidemias que los médicos de cada época tuvieron que combatir de la mejor manera posible, en la antigua Roma se tuvo la primer pandemia de viruela, años más tarde combatieron la peste negra. Gracias a diferentes creaciones, como el microscopio y el estetoscopio, los doctores pudieron tener un diagnóstico más certero a las enfermedades que enfrentaban.

Con el tiempo la Revolución de la Química, llevó a crear los primeros laboratorios clínicos, en donde los pacientes debían estar en constante observación y los médicos eran los encargados de analizar las secreciones corporales que el cuerpo expedía por culpa de alguna patología, esto con ayuda, principalmente, de un equipo de volumetría básico. Con el paso del tiempo se lograron hacer cultivos bacterianos, lo que dio paso a desarrollar los laboratorios modernos y realizar espectrometrías, análisis químicos e inmunológicos con mayor calidad.  

En la actualidad la Química Clínica tiene una amplia gama de especialidades, su principal objetivo es analizar la composición química de la materia para saber si existe información que ayude a detectar una patología o descartar enfermedades, en Hospital San Diego contamos con un Laboratorio que tiene los métodos más actualizados y los instrumentos necesarios para realizar estudios de alto nivel, además contamos con el personal más capacitado que estará contigo en todo momento para aclarar tus dudas y hacerte sentir seguro y tranquilo durante tu proceso clínico.

Si quieres más información acércate con nuestros especialistas en Av. San Diego 1203, Col. Delicias, Cuernavaca, Morelos.

La salud también es mental

Consultorio:

La salud es un completo estado de bienestar que involucra las formas físicas, mentales y sociales, pero la mayoría del tiempo creemos que tener buena salud significa que no tenemos enfermedades o malestares corporales y en realidad no nos percatamos que muchas veces estamos expuestos a situaciones que nos causan estrés, agotamiento o un sentimiento de inestabilidad emocional.

Este tipo de conductas las hemos adoptado como propias, tanto, que cuando no pasamos por una situación estresante pensamos que algo no anda bien. Esto, en parte es del tipo de educación que nos rodea, ya que todos nos incitan a tener actividad física o comer saludable, pero pocos hablan de la salud mental, y es que esta se define como un estado de bienestar en donde somos capaces de reconocer nuestras cualidades y habilidades, afrontar retos y sentirse bien.

Pasos para alcanzar la salud mental

Debes conocerte: identifica tus habilidades, cualidades y defectos, pero lo más importante confía en ti.

Ten autocontrol: no dejes que las emociones negativas dominen tu mente, habla de tus emociones o realiza una actividad que te ayude a expresar tus sentimientos.

Mantente positivo: al mantener un estado de estrés todo lo que nos rodea se transforma a tener este sentimiento, si tú cambias la perspectiva que tienes de la vida también cambiará.

Mente, cuerpo y alma: debes tener un equilibrio que te ayude a mejorar constantemente, come saludable, haz algún tipo de ejercicio y medita para ti mismo.

En Hospital San Diego tenemos un departamento especializado en Psiquiatría que te ayudará a tratar cualquier complicación que tengas, si quieres más información acércate con nuestros especialistas en Av. San Diego 1203, Col. Delicias, Cuernavaca, Morelos.

¡No dejes de escuchar!

Consultorio:

La pérdida natural de la audición en los adultos mayores es conocida como presbiacusia, ésta, es una enfermedad multifactorial, quiere decir que involucra factores genéticos y ambientales, y se caracteriza por la pérdida progresiva en ambos oídos a lo largo de la vida.

Este padecimiento es cada día más común, ya que de las personas que tienen entre 44 a 54 años de edad el 11% sufre algún tipo de pérdida auditiva, de los que tienen entre 55 a 65 años el 25% tienen algún problema de audición y de los que tienen más de 70 años el 50% tienen este tipo de trastorno.

¿Cómo reconocer los síntomas de la pérdida de audición?

La forma más fácil de reconocerlo, es la pérdida progresiva y simétrica al escuchar frecuencias altas de sonido, este síntoma viene acompañado de zumbidos, vértigo y desequilibrio.

Otra forma de alerta es la hipersensibilidad a los sonidos altos, esto es cuando los ancianos se quejan del volumen alto que las personas con audición normal toleran perfectamente, esto ocurre porque en general estamos acostumbrados a escuchar sonidos con frecuencias que varían entre 250 Hz y 4,000 Hz, quiere decir que las vocales tienen una frecuencia media y baja, y de las consonantes es alta, todo esto ayuda a entender que muchos pacientes que tienen pérdida auditiva de alta frecuencia escuchan que las personas hablan pero no son capaces de distinguir lo que están diciendo.

Lo mejor que podemos hacer para ayudar

La mayoría de los pacientes tarda varios años en buscar ayuda médica gracias a la falta de aceptación de este problema y la vergüenza de usar un aparato auditivo. Sin embargo, cuando la presbiacusia no se trata de manera correcta lleva al aislamiento social progresivo y a la depresión. Cuando detectes algún síntoma acude con un otorrinolaringólogo para diagnosticar la deficiencia auditiva e informarte cuál es el mejor tratamiento que debes seguir.