¿Qué es el Alzheimer?

El Alzheimer es un tipo de demencia, donde poco a poco se va perdiendo la memoria y otras funciones cognitivas ya que las neuronas mueren y ciertas zonas del cerebro se atrofian.  En México, el Alzheimer es la principal forma de demencia y se presenta a partir de los 65 años.

La edad es el principal factor de riesgo.

El Alzheimer se presenta con mayor frecuencia después de los 65 años, sin embargo, se han documentado casos donde se presenta de forma temprana en individuos menores de 40 años, vinculados con la herencia.

Además, otros factores de riesgo son:

  • Enfermedades cardiovasculares: Tanto la presión, como el colesterol alto pueden dañar los vasos sanguíneos del cerebro, provocando accidentes cardiovasculares que dañen regiones del cerebro necesarias para la toma de decisiones, memoria y habla.
  • Diabetes tipo 2: En este tipo de diabetes, la insulina no logra convertir el azúcar de la sangre en energía para el cuerpo y se traduce en daño para el cerebro y progresión del Alzheimer.

¿Cómo saber si estoy desarrollando esta enfermedad?

La Asociación del Alzheimer ha creado una lista de 10 señales de advertencia para poder saber si una persona está desarrollando la enfermedad. Es importante recalcar que ante cualquier señal de alarma, es necesario acudir con un especialista, como los de Hospital San Diego para poder iniciar el tratamiento adecuado.

Cambios en la memoria. Pueden ser olvidos de información recién aprendida (nombres, teléfonos) o fechas importantes (aniversarios, cumpleaños) 

Dificultad para planificar o resolver problemas. Pueden tener problemas de concentración o tardan más en desarrollar una actividad.

Dificultad para completar tareas cotidianas. Tener dificultad para llegar a un lugar conocido u olvidar las reglas de un juego.

Desorientación. Las personas que desarrollan Alzheimer pueden olvidar cómo llegaron a algún lugar o qué hacen ahí.

Problemas de la vista. Desarrollan problemas para leer, comprender imágenes o juzgar distancias.

Problemas con el habla o la escritura. Para los pacientes de Alzheimer es difícil seguir la conversación, además pueden repetir lo que dicen.

Colocar objetos fuera de lugar. Pueden olvidar dónde colocaron los objetos y se les dificulta recordar dónde lo dejaron.

Disminución o falta de buen juicio. Por ejemplo, es posible que los enfermos de Alzheimer pueden regalar su dinero o descuidan su aseo personal.

Pérdida de iniciativa. Por los cambios que experimentan, a medida que avanza la enfermedad, pierden interés en actividades sociales o sus pasatiempos favoritos.  

Cambios de humor. Los pacientes pueden estar confundidos, deprimidos o ansiosos, incluso enojarse fácilmente.

Si crees que algún familiar o amigo está presentando estos síntomas, acude con los especialistas de Hospital San Diego. El Alzheimer es una enfermedad progresiva que actualmente no tiene cura, sin embargo, ante un diagnóstico oportuno y el tratamiento indicado, los pacientes pueden mejorar su calidad de vida.

© 2017 - Hospital San Diego

Desarrollado con ♥ por Elton Estudio