¿Sabías que anualmente en el mundo 9.4 millones de personas fallecen a causa de la hipertensión y es responsable del 45% de los ataques de corazón registrados en el mundo?

La hipertensión es una enfermedad que a la larga puede traer complicaciones severas como infartos al corazón, accidentes cerebrovasculares, daños renales y oculares, entre otras, por lo cual, es importante tratar la enfermedad con la debida seriedad.

Aunque se desconocen las causas con exactitud, existen algunos factores que son frecuentes como: la herencia (familiares cercanos con hipertensión), ingesta excesiva de sal, alcohol, poca actividad física y/o sedentarismo. El sobrepeso y la obesidad, aumenta el riesgo de padecer esta enfermedad, ya que sube los niveles de glucosa, triglicéridos y ácido úrico, lo que hace más difícil que la sangre circule.

¿Cuáles son los síntomas?

Esta enfermedad no tiene síntomas específicos, sin embargo, existen una serie de señales que pueden ayudar al diagnóstico:

  • Dolor de cabeza intenso
  • Mareo
  • Zumbido de oídos
  • Sensación de ver lucecitas
  • Visión borrosa
  • Dolor en el pecho y/o lumbar
  • Tobillos hinchados

¿Qué recomendamos?

Todo esto se puede evitar si se controla adecuadamente, para ello se necesita modificar la rutina diaria. Si presentas alguno de los síntomas anteriores y/o padeces esta enfermedad, te sugerimos evitar consumir lo siguiente:

Bebidas y alimentos. Una de las primeras restricciones en el ámbito alimenticio es la sal, ya que afecta a la presión arterial, por lo que el consumo de esta sustancia no debe exceder los 6 gramos al día. De igual manera, se tiene que controlar el consumo de colesterol, debido a que puede tapar las arterias y dificultar la circulación.

Las investigaciones han demostrado que el consumir una dieta rica en potasio disminuye el riesgo de presentar presión arterial elevada. Algunos alimentos que poseen este mineral son: aguacate, pescado, frijol, melón, papa.

Dentro del rubro de las bebidas, la ingesta de alcohol no debe de exceder los 30 ml de etanol (dos copas). En el caso de las mujeres, deben reducir esta cantidad a la mitad.

Actividad física. Controlar el peso es muy importante para tratar la hipertensión arterial y adelgazar poco a poco hasta llegar a la grasa corporal ideal según la estatura. Se debe complementar la alimentación saludable con actividad física por lo menos 30 minutos al día.

Hábitos. El tabaquismo debe eliminarse completamente de los hábitos del hipertenso, debido al riesgo de sufrir un ataque al corazón.

Por último y no menos importante, se debe evitar a toda costa la automedicación, lo mejor es acudir periódicamente a supervisión médica. Si necesitas asesoría acerca de esta enfermedad, acércate con los especialistas de Hospital San Diego.

Ubícanos en Av San Diego 1203 o comunícate al 01 (777) 330-2557.

© 2017 - Hospital San Diego

Desarrollado con ♥ por Elton Estudio