En el 2001, la Organización Mundial de la Salud instauró el 15 de febrero como el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer Infantil con el objetivo de concientizar sobre la importancia de un diagnóstico oportuno y tratamiento inmediato contra la enfermedad.

¿Qué es el cáncer infantil?

El término se utiliza para distintos tipos de la enfermedad que aparecen antes de los 15 años. La leucemia es el tipo de cáncer más común que afecta a los niños en nuestro país, además de ser la principal causa de muerte en México de menores entre 4 y 15 años. Ya sea cáncer infantil o en adulto, éste avanza de la misma manera, es decir, las células crecen de manera descontrolada al grado de exceder sus límites y destruye a las que las rodean. Estas células cancerosas pueden hacer metástasis y enfermar otros órganos y tejidos.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Aunque el cáncer infantil y adulto actúe de la misma manera, las causas son distintas. En los niños, el cáncer se debe a mutaciones aleatorias en las células de crecimiento, y por lo tanto, es casi imposible prevenir su desarrollo. Incluso, en revisiones casuales, los médicos pueden detectar algunos síntomas en los niños, como son fiebre, glándulas inflamadas, anemia o moretones, sin embargo, al no ser exclusivos de la enfermedad, el diagnóstico no llega de forma oportuna, sino hasta que ésta se encuentra en un estado avanzado.

¿Cuál es el tratamiento a seguir para un niño con cáncer?

Una vez diagnosticada la enfermedad es muy importante comenzar el tratamiento de forma inmediata. Algunas opciones, son:

  • Quirúrgico: Extirpar las células cancerígenas o tumores sólidos que se hayan formado en el cuerpo.
  • Quimioterapia: A través de medicamentos introducidos de forma intravenosa u oral, se pueden destruir las células cancerígenas.
  • Trasplante de médula ósea: Si el tipo de cáncer afecta el funcionamiento de las células en la sangre, el paciente es candidato a un trasplante de médula ósea, el cual ayuda a generar nuevas células sanas.

Diagnosticar a tiempo el cáncer infantil e iniciar el tratamiento necesario pueda ser una tarea difícil, por lo tanto, es muy importante acudir regularmente con un pediatra o médico general como los que laboran en Hospital San Diego, ya que ellos podrán detectar señales de alerta y realizar los estudios necesarios para descartar cualquier padecimiento o canalizar al pequeño con un oncólogo.


Write a comment:

*

Your email address will not be published.

© 2017 - Hospital San Diego

Desarrollado con ♥ por Elton Estudio